Desplazarse hacia arriba
< >

Comienzan los cursos 2020 para impulsar la educación técnica en Añelo.

Comenzó ayer un nuevo ciclo lectivo en el Instituto de Educación Técnico Profesional de Añelo. Se trata del primero que se cursa íntegramente en el nuevo edificio, construido con fondos de RSE del yacimiento Loma Campana, el principal desarrollo no convencional del país, operado por YPF.

Se trata del primer proyecto regional de gestión público-privada, donde se articulan aportes del gobierno provincial, el municipio de Añelo y distintas empresas del sector petrolero que operan en la zona, entre ellas YPF, a través su Fundación.Este año, la oferta arranca con 11 cursos de oficios e idiomas y una Tecnicatura Superior en Mantenimiento Industrial, que también es la primera en su tipo en la región.

Se dictarán once talleres y una tecnicatura que busca ampliar la oferta de personal capacitado en Vaca Muerta. Por primera vez se cursará íntegramente en el edificio del Instituto Profesional, construido con fondos de RSE de YPF.

Se dictarán once talleres y una tecnicatura que busca ampliar la oferta de personal capacitado en Vaca Muerta. Por primera vez se cursará íntegramente en el edificio del Instituto Profesional, construido con fondos de RSE de YPF.

Unos 300 alumnos asistirán a las aulas, donde se impartirán más de 2000 horas de contenido educativo.En el primer cuatrimestre se realizarán cursos de cocina, conducción de camiones, auxiliar en construcciones en seco, gasista domiciliario, inglés, diseño e informática, entre otros. “Con esta oferta educativa buscamos adelantarnos a la demanda laboral del futuro”, aseguró Anabela López Clapier, gerente de desarrollo local de Fundación YPF. Explicó que el proyecto es uno de los primeros de gestión público-privada, conducido a través de un Consejo Consultivo que planifica el financiamiento, los recursos técnicos y profesionales y el equipamiento necesario.“Este es un equipo que viene trabajando codo a codo, en conjunto con la provincia, los sindicatos y las empresas”, señaló el intendente de Añelo, Milton Morales.

“Tenemos un espacio físico al que hay que darle vida y de esta forma lo estamos haciendo”, remarcó, durante la ceremonia de apertura que se realizó ayer en el patio principal. También destacó el impacto del instituto en la localidad.Por su parte, el coordinador general de la tecnicatura, Matías Lisanti, destacó el impacto el instituto tiene no sólo en Añelo, sino en la región. “La tecnicatura tuvo una muy buena recepción, con una matrícula de 25 alumnos. Tenemos de otras localidades de la zona, como El Chañar, e inclusive un alumno de Bariloche, al cual la Fundación YPF le consiguió un alojamiento para que pueda asistir”, remarcó.Dariela Zúñiga, otra de las coordinadoras, remarcó que la Tecnicatura en Mantenimiento Industrial tiene un 62% de matrícula conformada por mujeres de entre 30 y 46 años, que pudieron encontrar una forma de combinar la maternidad con el estudio y mejorar así sus perspectivas de empleo.

“Este centro me cambió mi manera de ver el futuro. Con 36 años pensé que ya estaba, pero acá me ofrecieron una posibilidad y así hice varios cursos, con una buena perspectiva de salida laboral”, señaló Cecilia Tesoni, estudiante de la tecnicatura y del curso de conducción de camión.Contó que su padre es camionero, y que si bien muchas veces se subió a un camión en su vida, poder hacerlo profesionalmente y que eso se convierta en una fuente de empleo es algo que no pensó que le iba a ocurrir.

El edificio del el Instituto de Educación Técnico Profesional de Añelo tiene 859 metros cuadrados, siete aulas y una sala de informática. Está preparado para que los alumnos puedan practicar la instalación de artefactos de gas y agua o de paneles y termotanques solares, entre otros.

Otras noticias